Vivir juntos, morir solos

Hace unas semanas Lost hacía diez años, diez años desde que aquel avión se entretallara en una isla insólita, provocando que a más de uno le estallara la cabeza de impaciencia a golpe de cliffhanger. Su final dejó mal sabor de boda a más de uno, servidor incluido, y convirtió a sus showrunners en dos de los tipos más odiados de internet. Sin embargo, ninguno de nosotros podíamos quitarnos de la cabeza aquella maravilla, que semana tras semana, nutría nuestra vena seriéfila y transportaba nuestro sentido de la curiosidad hasta lugares insospechados. Lost significaba vivir enganchado a una barra de porcentaje de descarga. Lost te convertía en todo un experto en el tema de cuadrar subtítulos. Lost era repetir al unísono, junto con tu madre “PRIVIUSLI, ON LOST”. Lost era y será, en definitiva, la serie que consiguió convertirnos a todos en seriéfilos, que nos va hacer vivir, juntos, una de las mejores y más fascinantes experiencias de la televisión. Lost nunca morirá, y menos sola.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s